Se cortó los testículos para impedir su propia boda

El futuro esposo fue a la iglesia un rato antes de la ceremonia y se produjo esta mutilación. "Vi algo en el piso que solo podría describir como carne y una laguna de sangre", contó un testigo a los medios de la ciudad británica de Brentwood, donde ocurrió el hecho. Así y todo no se salvó del casamiento.

El pasado sábado, un hombre entró enloquecido a la iglesia All Saints, en Hutton Village Road, Gran Bretaña, y procedió a cortarse los testículos una hora antes de que comenzara una boda.

Según publica el diario Brentwood Weekly News, el macabro incidente ocurrió mientras el vicario y el florista ultimaban detalles de la decoración.

Un amigo de los novios, que llegó temprano a la iglesia, se topó con la sorprendente escena: "Había sangre por todo el piso afuera de la Iglesia. Cuando pude entrar parecía que alguien había sido asesinado. Vi algo en el piso que solo podría describir como carne y creía que era parte de un brazo pero en realidad era uno de los testículos".

La Policía quería dejar cerrada la Iglesia por más tiempo para realizar una investigación, pero al final la boda comenzó. Para su fortuna, la novia no se enteró del incidente hasta después de casarse. "Hubo una atmósfera extraña. La novia no sabía nada. Estoy seguro que ahora ya lo sabe, pero se pudieron casar", agregó el testigo, que pidió no ser identificado.

Lo último que se supo del sujeto es que fue trasladado en ambulancia a un hospital cercano.

Fuente: DiarioUno