Fotografían el espíritu saliendo de un cuerpo muerto

El momento exacto de la separación del cuerpo astral en el cual la energía deja el cuerpo ha sido capturado por el científico ruso Konstantin Korotkov, quien fotografió una persona al momento de su muerte con una cámara bioelectrográfica.

La imagen fue tomada usando un método de visualización de descarga de gas, una técnica avanzada de fotografía Kirlian que muestra la energía vital de la persona dejando su cuerpo gradualmente.

De acuerdo a Korotov, el ombligo y la cabeza son las partes que primero pierden su energía vital y el sexo y el corazón son las últimas áreas en desprenderse antes de sufrir la fantasmagoría de lo infinito.

En situaciones en las que una persona sufre una muerte violenta o inesperada, su energía usualmente se manifiesta en estado de confusión y regresa al cuerpo en los días que le siguen a la muerte. Esto podría ser debido a toda la energía extra que quedó sin utilizarse, o a un miedo terrible a abandonar un cuerpo querido.

Estas explicaciones resuenan con algunas creencias budistas que afirman que hay partes del cuerpo a las que la mente (o el “alma” o el “espíritu” o simplemente la “energía”) no puede dejar ir tan fácil, como el corazón o los genitales. Y también habla sobre los fantasmas de las personas que murieron repentinamente. Por otro lado el trabajo basado en la fotografía Kirilian ha sido desestimado en varias ocasiones por la ciencia.

De cualquier manera, la fotografía es impresionante y nos hace recordar lo vaporoso e intangible que es eso que habita nuestros cuerpos.